*Autoridades de Ciudad Isla, José Azueta y Playa Vicente, piden incluirlos en Declaratoria de Emergencia

 

Región, Ver.- Comunidades inundadas, caminos incomunicados, afectaciones en la ganadería, agricultura y en animales de traspatio, es lo que ha ocasionado las constantes lluvias registradas en los últimos días en la zona de los Llanos del Sotavento.

 

El fenómeno natural ocasionado por el Frente Frío No 6 incrementó los niveles de los Ríos Tesechoacán y San Juan, provocando desbordamiento. Ante esto, a muchas familias que viven en comunidades y colonias situadas en la rivera, se les inundó sus viviendas.

 

En Ciudad Isla, más de 20 comunidades, entre ellas, El Coco, La Esperanza y El Mosquito, así como una parte de las Colonias Libertad y Emiliano Zapata, se encuentran inundadas. En Playa Vicente, 14 comunidades, como San Gabriel, La Florencia, Sabana Carame, San José Chilapa, La Candelaria, Arroyo Seco,  están afectadas.

 

En José Azueta, comunidades como El Veracrucito, El Maguey, San Antonio, Los Sauces y La Gloria, se han inundados. Por tal motivo, autoridades de estos lugares han activado albergues en puntos estratégicos de la zona rural y urbana  para salvaguardar la vida de los ciudadanos.

 

Aunque en algunos lugares la gente ha optado por aun no abandonar sus hogares por temor a sufrir actos de rapiña, personal de Protección Civil se encuentra llevándoles despensas y agua embotellado para su consumo.

 

Las autoridades de los municipios antes mencionados se mantienen en alerta, pues hasta el momento no ha dejado de llover, a lo que los escurrimientos podrían provocar aún más inundaciones.

 

Los Presidentes Municipales piden ingresar en la declaratoria de emergencia de la federación por los daños registrados y causados, ya que a pesar de que han activado el Fondo Municipal para Contingencias, estos son insuficientes.

MUCHAS FAMILIAS damnificadas han sido trasladadas a los albergues. 

A PESAR DE las afectaciones, muchas familias han optado aun por no abandonar sus viviendas.

EL DESBORDAMIENTO de los río ha afectado en la comunicación a las comunidades.