* Su salario es superior aun al de los Presidentes Municipales de Coatzacoalcos y de Xalapa

 

Rodríguez Clara, Ver.- A pesar de que Juan Rodríguez Clara es un municipio con apenas 38 mil 895 habitantes, según el Censo de Población y Vivienda realizado en el 2015 por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), su actual  Presidente Municipal por el Partido Acción Nacional (PAN), Sergio Manzur Navarrete, decidió ponerse un salario similar al del Gobernador del Estado, Miguel Ángel Yunes Linares, quien gobierna a una población de más de 8 millones de veracruzanos.

 

Rodríguez Clara tiene una extensión territorial de 995 mil 294 kilómetros cuadrados, y en el 2010, en su Medición de Pobreza, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) puso en su indicador que 9 mil 204 personas de este municipio viven en Pobreza Extrema y 9 mil 879 personas sufren de Carencia por Acceso a la Alimentación, aun así, Sergio Manzur dispuso obtener un salario superior al de sus homólogos de Coatzacoalcos y de Xalapa.

 

A través de los documentos que se pudo obtener en Recurso de Revisión vía plataforma INFOMEX, pues el Ayuntamiento de Juan Rodríguez Clara no dio respuesta a la solicitud en tiempo y forma, se logró saber que Manzur Navarrete cobra, libre de deducciones de impuesto, un total de 76 mil pesos mensuales, y por todo el año 2018, estaría recibiendo 912 mil pesos más el aguinaldo.

 

Miguel Ángel Yunes Linares, como mandatario estatal, cobra también 76 mil pesos. En tanto que los Presidentes Municipales por el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) de Coatzacoalcos y de Xalapa, Víctor Manuel Carranza Rosaldo y Pedro Hipólito Rodríguez Herrero, respectivamente, ganan 72 mil y 75 mil pesos mensuales.

 

En el Portal de Transparencia del Ayuntamiento de Juan Rodríguez Clara, el cual carece de información, sin mencionar nombres en el documento que aparece, dice que el Presidente Municipal tiene un monto de remuneración mensual neta de 70 a 80 mil pesos.

 

Es preciso recordar, que en el año 2010, con el apoyo de la mayoría de los ayuntamientos veracruzanos, el Congreso del Estado adecuó y aprobó la Ley de los Salarios Máximos de la Constitución Estatal en la que se estableció que nadie podrá ganar más que el Presidente o el Gobernador.