Tres Valles, Ver.- Como resultado de una investigación iniciada por la Fiscalía Regional de la zona centro-Cosamaloapan con motivo del robo de siete refrigerantes propiedad de una empresa refresquera, fue hallada una bodega, en la cual se aseguró mercancía diversa reportada como robada, con un valor total aproximado a los 7 millones de pesos.

 

De manera conjunta con la Policía Federal (PF), la Fiscalía General del Estado (FGE), el hallazgo fue realizado en un inmueble ubicado en la colonia Barrio de la Luz, en la ciudad de Tres Valles, a donde se encontraron los bienes robados el pasado 29 de mayo del año en curso a un empleado de la empresa Femsa, S.A. de C.V., en Ciudad Alemán.

 

Al advertirse que existían indicios de que en el domicilio referido se encontraban objetos productos de un posible delito y advirtiéndose que el referido inmueble se encuentra deshabitado debido a hechos vinculados a una posible privación de la libertad del propietario, la Fiscalía solicitó la autorización del Juez para realizar actos de investigación, siendo obsequiada una orden de cateo, la cual fue obsequiada por el Juez de Control y cumplimentada por el Fiscal Investigador; así como por elementos de la Policía Ministerial y Servicios Periciales.

 

En el lugar fueron hallados otros bienes sustraídos de manera ilegal en hechos ocurridos en recientes fechas, como se sustenta en las respectivas denuncias por robo; así, mediante la verificación pericial de los insumos y sus respectivas facturas, se hallaron productos agroquímicos cuyo valor asciende a un millón, 300 mil pesos, propiedad de la empresa Jabones La Corona, S.A. de C.V.

 

Asimismo, en el sitio cateado fue recuperado un remolque tipo plataforma cargado con materiales de construcción cuyo valor asciende a un millón de pesos; mientras que, el monto del material refresquero hallado en el lugar tiene un valor comercial de 70 mil pesos. En la bodega también fueron asegurados 350 cartones de cerveza de la marca Corona, con un valor de 35 mil pesos, entre otras mercancías.

 

Una vez que sea acreditada la propiedad de dichos bienes sean devueltos a sus legales propietarios, a efecto de no ocasionarles mayores perjuicios ni afectación económica de su patrimonio.

 

A la conclusión de la diligencia de cateo, se procedió al aseguramiento del inmueble, colocando sellos de seguridad en cada uno de los accesos; hasta el momento el avalúo pericial de lo recuperado asciende a siete millones de pesos, lo cual quedó registrado en la respectiva Carpeta de Investigación, misma que concluirá hasta esclarecer en su totalidad los hechos y fincar responsabilidad penal a quien resulte responsable.