*El Presidente Municipal de Ciudad Isla reprochó porque “en un acto totalmente irresponsable”, pusieron en riesgo la salud de más de 800 personas

*Asegura que al tener conocimiento del evento, expuso el caso a mandos de la Guardia Nacional, Seguridad Pública y de la Fiscalía, pero “no actuaron como debió haber sido”

 

El Presidente Municipal de Ciudad Isla, Veracruz, Fernando Molina Landa, reprochó a las personas que “en un acto totalmente irresponsable” organizaron el día de ayer­­ –martes 14 de abril– un evento masivo de entrega de despensas en el Estadio de Béisbol “Alberto Cházaro Lagos”, poniendo con esto,  en peligro la salud de más de 800 personas de este municipio con el Coronavirus COVID-19.

 

“Congregar gente en este momento no se puede, no se debe, y pues, lamentablemente, sucedió, a pesar de que hemos hecho la recomendación a la ciudadanía y hemos estado trabajando en pro de la salud. Se congregaron, en su mayoría, adultos mayores, que son los más vulnerables. Lamentablemente, las autoridades, la Guardia Nacional, Seguridad Pública, estuvieron presentes, y pues desgraciadamente, no actuaron como debió haber sido”, reclamó el munícipe.

 

En entrevista con una radiodifusora de la zona, Molina Landa lamentó  que personas irresponsables con tal de sacar “raja política”, jueguen con la salud de los ciudadanos. “Cómo es posible que alguien, al querer hacer, según, el bien, viene perjudicar una población que realmente estamos, hasta el momento, libre de ese problema. Debería de tener una responsabilidad jurídica, esto no se puede quedar así”, demandó.

 

Fernando Molina dijo que con este evento, se da muestra que “la gente no entiende, se mueve por el estómago y no ve las consecuencias, no ve el peligro que está corriendo de llevar esa enfermedad a su casa, que hoy, no sabemos los resultados, y que bueno, en dos semanas lo estaremos sabiendo”, reprobó.

 

El Presidente Municipal explicó que el día anterior de ese evento, sostuvo una reunión con mandos de la Guardia Nacional, de Seguridad Pública y de la Fiscalía, para que actuaran, “el caso se puso en sus manos, precisamente para evitar esta situación, porque se veía  venir esto”, dijo, al tiempo de aclarar que como gobierno local no podía actuar “porque obviamente, caen las envidias políticas y todo esto se me voltea, e iban a decir: es que el alcalde no quiere que nos den de comer, nos quiere dejar morir”, expuso.

 

El mandatario municipal se dirigió una vez más al pueblo de Isla para pedirle que “valoremos nuestra vida, nuestra salud, que realmente la gente haga conciencia y no por una despensa de 80 pesos pongan en riesgo a toda la familia. Nosotros vamos a iniciar en los próximos días ya el reparto de despensas, pero vamos hacerlo casa por casa, colonia por colonia”, indicó.

 

Aunque reconoció que actualmente una despensa solamente les podrá cubrir la necesidad por dos o tres días, Fernando Molina aseguró que su gobierno ya se está preparando para enfrentar una posible contingencia por el COVID-19. “Sabemos que la ciudadanía no se puede quedar en casa porque tiene la necesidad de trabajar, pero nosotros ya nos estamos previniendo precisamente para lo que se viene, porque la contingencia podría ser mayor, y es cuando nosotros vamos actuar y bien, no tan sólo con una despensa, sino estar de lleno en apoyo a la ciudadanía”, finalizó.