Mientras cubría un aparente hecho delictivo Franco Cardel Sandoval, reportero del periódico El Dictamen, fue hostigado por elementos de la Policía Naval a bordo de la patrulla 232 881, a cargo del Tercer Maestre Jair Romero Fernández, quienes arribaban a un presunto robo a un motel de la avenida Rafael Cuervo de la ciudad de Veracruz.

 

Plenamente identificado con la credencial del medio en su pecho, Cardel Sandoval, documentaba la movilización policíaca cuando un elemento de la Secretaría de Marina asignado a la Policía Naval le arrebató el teléfono celular donde transmitía via facebook live. Sin diálogo previo el uniformado azotó el equipo del comunicador en la batea de la patrulla y ordenó que lo fuera a buscar a la base de Playa Linda.

 

Al arribar para que le fuera devuelto se percató que el teléfono había sido intervenido y le fue borrada toda la información.

 

Desde la Red Veracruzana de Periodistas exigimos a la Secretaría de Marina y mandos de la Policía Naval una explicación oficial del hecho y las sanciones correspondientes para sus elementos, ya que la transgresión a las telecomunicaciones y la extracción de datos conservados del equipo únicamente pueden ser intervenidos bajo la orden de un juez.