*Dice que pactó su detención con la administración de Enrique Peña Nieto a cambio de que dejaran en paz a su familia

 

El exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, reveló  que pactó con la administración de Enrique Peña Nieto a cambio de que dejaran en paz a su familia.

 

En entrevista esta mañana con Ciro Gómez Leyva, a través de Radio Fórmula, el exmandatario veracruzano aseguró que “pacté mi entrega. No me detuvieron, yo me entregué a cambio de que dejaran a mi familia”.

 

En Abril del 2017, Javier Duarte afirmó que tomó la decisión “como padre de familia y en aquel momento, como esposo”, para el bienestar de Karime Macías y de sus hijos.

 

Señaló que “todo mundo piensa que mi familia vive en la opulencia, pero la verdad es que viven en una situación muy precaria. Mi hijo el mejor se rompió la clavícula y no tenían dinero para ir al doctor. Están allá por necesidad, por la persecución política”.

 

Dijo que un exfuncionario de Veracruz, al que omitió su nombre, testificó en contra de su esposa, pero ya en libertad, dijo que lo obligaron.

 

Durante la entrevista, Duarte de Ocho aseguró que entregó a la Fiscalía General de la República (PGR) un documento en el que hace oficial su intención de contribuir con ‘información valiosa y privilegiada’ sobre funcionarios que trabajaron en el gobierno de Enrique Peña Nieto.

 

Javier Duarte explica, en el documento, que como exgobernador de Veracruz es “conocedor de diversa información que pudiera considerar privilegiada y que, de ser el caso, podría ser de utilidad para diversas investigaciones que se encuentra realizando esta fiscalía”.

 

Entre otras cosas, Duarte de Ochoa también aclaró que “antes no lo podía hacer porque era como entregarte a tu verdugo”.