El temor que sienten los infantes a ir a la escuela y dejar a sus padres, es un sentimiento que se trasmite del adulto al pequeño.

Recomiendan a padres fomentar práctica de deporte y convivencia de sus hijos con otros infantes, para facilitar el proceso de separación por inicio de clases.

 

San Andrés Tuxtla, Ver.- “Aunque para muchos padres es difícil el proceso de separación hacía sus pequeños hijos, que por primera vez tienen que acudir al jardín de niños, es importante que eviten hacer comentarios o mostrar tristeza ante este tipo de eventos, ya que de alguna manera le transfieren inseguridad a sus hijos, propiciando llanto, tristeza y hasta negación a quedarse en el salón de clases”, comentó el psicólogo, Bruce Rogelio Lau Figueroa.

 

El psicólogo explicó que los niños nacen y crecen sin sentimiento de miedo o inseguridad, pero muchas veces un pequeño episodio de ansiedad en ellos es provocado y mantenido por los propios padres durante el proceso de separación. “Hay que prepararse para que el niño asista a la escuela, pues con ciertas conductas que reflejan los padres es suficiente para que el niño se sienta temeroso a quedarse en el salón de clases y relacionarse con sus nuevos compañeros”, explicó el entrevistado.

 

Para minimizar este comportamiento de los niños, el Lau Figueroa recomendó a padres de familia que los días que restan de estas vacaciones, traten de fomentar la convivencia de sus hijos con otros pequeños, para que socialicen y haya más tiempo de separación entre padre e hijo, del mismo modo sugirió evitar comentarios negativos o de preocupación frente al menor, para que el pequeño se empiece a acostumbrar a estar más tiempo sin la presencia de sus padres.

 

“Los padres, al decirle a su hijo que sabe que va a llorar o que sentirá tristeza al asistir al jardín de niños, de alguna manera ponen la idea en sus mentes y transmiten ese sentimiento y precisamente es lo que hace el niño durante los primeros días de clases, pues busca llamar la atención a través de ese comportamiento”, explicò Rogelio Lau Figueroa.

 

Por lo anterior, el entrevistado hizo hincapié a los padres para que lleven a sus hijos a practicar algún deporte, ya que estás actividades requieren de contacto con compañeros nuevos y los enseña a convivir con otras personas, del mismo modo dijo que asistir a algún taller o actividades grupales fomenta su capacidad de sociabilización, y de esa manera se le facilitará adaptarse a la etapa preescolar.