* Por parte de las autoridades estatales no hay información del monto total que se robó

Acribillados a balazos, así perdieron la vida tres custodios de un camión de valores, y uno más, resultó lesionado. Fueron víctimas de un asalto sobre la carretera Guadalajara – Ameca, en el municipio de El Arenal, Jalisco.

El camión se dirigía en el sentido del área metropolitana de Guadalajara hacia el municipio de Tala, pero se ignora cuál era su destino final.

Aparentemente, al ir circulando por una curva sobre la cinta asfáltica, se les emparejó un tractocamión modificado por los miembros del crimen organizado, el cual contaba con reporte de robo del 19 de diciembre de 2019, y en la parte trasera le quitaron el gancho del remolque para colocarle láminas de acero y unas maderas para disimularlo.

Impactaron al vehículo de valores en el costado derecho, provocando que se proyectara hacia el sentido contrario de la misma carretera. Al estrellarse con una barrera de contención, los asaltantes bajaron de su vehículo modificado y empezaron a disparar en diversas ocasiones para que los custodios salieran del camión.

La Comisaría de Seguridad Pública de El Arenal, acudió como primer respondiente pidiendo el apoyo a los Policías Estatales, la Fiscalía del Estado de Jalisco y la Guardia Nacional.

Los paramédicos municipales del municipio de Tala, mencionaron que en el lugar fallecieron dos hombres y dos más resultaron con lesiones de gravedad, ya que tenían varios impactos de arma de fuego.

Un elemento fue llevado en ambulancia a la unidad médica más cercana para su mayor atención. Se requirió el apoyo aéreo del SAMU Jalisco, para el traslado del otro uniformado herido al Centro Médico de Occidente, ya que requería atención de un hospital de tercer nivel.

Horas más tarde, se informó que la persona que fue llevada en helicóptero perdió la vida recibiendo atención médica.

En el lugar también quedó implicado un vehículo azul, el cual se encontró en medio de los dos camiones pesados, era abordado por tres personas, las cuales al momento de que se desatara la balacera, optaron por agacharse al interior del carro y después salir corriendo, ninguno de ellos resultó lesionado pero sí impresionados por el hecho ocurrido.

La escena del crimen fue acordonada y resguardada por la Guardia Nacional, mientras se realizaban los peritajes correspondientes, en el lugar fueron contabilizados por lo menos 50 casquillos de armas de grueso calibre.

Los cadáveres fueron trasladados por el personal del servicio médico forense a sus instalaciones para efectuarles la autopsia de ley y la posterior identificación de las víctimas. Cabe señalar, que por parte de las autoridades estatales no hay información del monto total que se robó.