Fiel a su estilo, Fernando Santamaría Prieto, se registró como precandidato a la presidencia municipal de Ángel R. Cabada ante el Comité Estatal del Partido de Acción Nacional, contando sólo con el respaldo de su familia y haciendo aún lado a la militancia blanquiazul y los acuerdos tomados desde la cúpula nacional de la alianza “Va por Veracruz”.

 

A este personaje de la vida política de la Región de los Tuxtlas, se le recuerda como un exdiputado federal gris y por el acuerdo que hizo en lo “oscuro” con el entonces operador político del PRI, Jorge Alejandro Carvallo Delfín, quién por instrucciones del ex Gobernador Fidel Herrera Beltrán, hizo perder al licenciado Jorge Uscanga Escobar.

 

Es así como Fernando Santamaría Prieto, ha ganado sus contiendas políticas pactando con el enemigo, pues sabe que no cuenta con estructura política o el respaldo de los cabadenses. Quienes lo conocen saben perfectamente que es más su ambición de poder y de enriquecerse que el de servir y velar por sus conciudadanos.

 

Actualmente impuso como Sindica Única a su hija Claudia Santamaría, quién es recordado guardándose fajos de billetes de pagos que le exigen a los contratistas por la realización de obras en aquel municipio cañero. De cumplir su capricho a Fernando Santamaría Prieto el PAN, se avecina una derrota anunciada.