*Aunque el acceso a las comunidades por tierra, en gran parte, es difícil, el Gobierno Municipal ha intensificado la ayuda humanitaria, utilizando en muchas ocasiones lanchas para atender a los damnificados que se encuentran en las zonas más apartadas del municipio

 

Isla, Ver.- La ayuda a las más de 5 mil personas damnificadas llegó desde el primer momento en que las agua de los Ríos San Juan y Tesechoacán, inundaron sus viviendas. Usando los recursos disponibles como vehículos y lanchas, las autoridades municipales llevan víveres y medicamentos a los afectados.

 

“Estamos acudiendo a las 19 comunidades inundadas para entregarles despensas, colchonetas, cobertores, agua, y otras cosas de ayuda, a todas las familias que no han querido abandonar sus viviendas por cualquier motivo. También, estamos atendiendo a todos aquellos que se trasladaron a los tres albergues disponibles”, aseguró el Presidente Municipal, Fernando Molina Landa.

 

Aunque el acceso a las comunidades por tierra, en gran parte, es difícil, el Gobierno Municipal ha intensificado la ayuda humanitaria, utilizando en muchas ocasiones lanchas para atender a los damnificados que se encuentran en las zonas más apartadas del municipio. “Ahorita estamos en Viloria Viejo, de aquí vamos a El Garro, Las Garzas, Las Pitas, Cujuliapan, a todos los lugares afectados”, apuntó.

 

La afectación en comunidades y colonias de Ciudad Isla, ha sido de tal grado, que la mayoría de los hogares fueron cubiertas por las aguas, “señor presidente le agradecemos la ayuda que nos trae; queremos pedirle haga las gestiones para que nos llegue la ayuda del gobierno federal y estatal, porque como usted lo ve, todas nuestras pertenencias se nos echaron a perder”, expusieron las personas damnificadas.

 

A esta labor de ayuda, se han sumado médicos y enfermeras del Centro de Salud de esta ciudad, quienes brindan consultas a niños y adultos, “hemos detectado infecciones en la piel y gastrointestinal, gripe, calentura. Se les está dotando de medicamentos para su recuperación”, explicaron los doctores.

 

Aún permanecen activos los albergues de las comunidades El Garro y El Tesoro, así como el de la Casa de la Cultura, este último, ubicado en la cabecera municipal. Las autoridades municipales aseguran que continuarán con la entrega de apoyos a los damnificados, por lo que piden la colaboración de la sociedad a solidarizarse para otorgarles más ayuda.