Isla, Ver.- Como parte de las medidas para reducir el riesgo de propagación del Coronavirus COVID-19, en las tiendas Mi Bodega Aurrerá y Coppel, han optado por limitar el acceso de personas.

 

En dichos establecimientos, sólo permiten la entrada a la tienda de una persona por familia para que realicen las compras de manera individual. Mientras que a los adultos mayores y niños, no les permiten el acceso y les recomiendan mantenerse en casa.

 

Estas acciones han causado molestias entre la ciudadanía, donde muchos, han preferido regresarse sin hacer sus compras, y otros, deciden permanecer en la fila para ingresar.

 

En las entradas de las tiendas, los empleados proporcionan a los clientes gel antibacterial para limpiar sus manos.