Isla, Ver.- Las escasas ventas durante el mes de diciembre, ha puesto en jaque a los comerciantes que se ubican en la zona centro de esta ciudad, por lo que esperan, que este fin de año repunten en su totalidad.

 

Los propietarios de establecimientos que se ubican en la avenida Raúl Sandoval y sobre la calle Francisco I. Madero, aseguran que este año las ventas bajaron considerablemente a comparación del 2017.

 

“La venta fuerte se nos da el día 24, que es cuando la gente de las comunidades vienen a la ciudad a comprar todo lo necesario para Navidad; lamentablemente, las condiciones climáticas no nos favoreció porque estuvo lloviendo y la gente no salió a comprar”, explicaron.

 

Los comerciantes aún mantienen la esperanza de que las ventas mejoren, pues la ciudadanía saldrá a comprar para los preparativos de fin de año, “muchos comercios han bajado sus precios para poder obtener un ingreso. Ojalá esto mejore porque la verdad sí está muy difícil la situación”, exponen.