Isla, Ver.- Aunque en Ciudad Isla, muchas personas han tomado la medida de quedarse en casa, otros, por necesidad, se ven obligados salir a las calles para cumplir con lo que les corresponde día con día.

 

La mayoría de los negocios están funcionando con normalidad, pero las calles del centro de la ciudad, lucen con poco movimiento de personas.

 

Coronavirus, puro invento: ciudadanos

 

“Eso del coronavirus, se me hace que es puro invento”, se escucha el comentario entre algunas personas que no están de acuerdo en quedarse en casa para evitar la propagación del COVID-19, tal y como lo ha venido recomendando el gobierno federal.

 

Otras personas, aunque han mostrado interés por la recomendación, aseguran que “por más que quisiéramos quedarnos en casa, no podemos, porque de dónde vamos a sacar para comer, es imposible para nosotros. La necesidad nos obliga a salir”.

 

Bajan ventas por COVID-19

 

En los negocios, fijos y semifijos, las ventas han bajado considerablemente. “Hay poca venta. Están muy bajas. Cada día va bajando bastante. Si sigue así, quién sabe qué vamos hacer”, señalan algunos vendedores ambulantes.

 

En bancos, largas filas de gente

 

En los bancos, se forman largas filas de gente que busca hacer algún cobro o movimiento bancario, sin mantener alguna distancia como se ha recomendado.

 

Descarta SS caso sospechoso de COVID-19

 

La Secretaría de Salud de Veracruz había anunciado que en Ciudad Isla se había presentado un caso sospechoso de COVID-19, pero días después, fue descartado.

 

Gobierno municipal toma medidas

 

El gobierno municipal que encabeza Fernando Molina Landa anunció diversas medidas y suspensión de lugares con aglomeración de personas, a fin de proteger y salvaguardar la salud de los isleños.

 

Entre los lugares que fueron suspendidos o restringidos se encuentran establecimientos como bares, cantinas, discotecas, cervecerías, restaurantes, taquerías, salones de fiestas, casa de cultura, gimnasio y centro de activación física.