*Sólo llegaron el Secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marie, y el Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz, a ofrecer una “Disculpa Pública”

*Familiares de las víctimas, califican este hecho como una “burla, es indignante; una vez más, nos vieron la cara de pendejo, nos la volvieron hacer”

 

Playa Vicente, Ver.- El Subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Rafael Campa Cifrián, canceló, por cuarta ocasión, la reunión que sostendría con padres de los cinco jóvenes desaparecidos por Policías Estatales cuando se encontraban de paso por el municipio de Tierra Blanca.

 

Fue el día de ayer viernes, a las 12:00 horas, cuando el funcionario federal, acudiría, acompañado del Gobernador del Estado, Miguel Ángel Yunes Linares, al domicilio ubicado en la Avenida Independencia de la Colonia Centro de la Ciudad de Playa Vicente, para dar a conocer sobre los avances de las investigaciones y aclarar inquietudes de los padres de las victimas.

 

Cerca de las 14:00 horas (2:00 de la tarde), el ruido de un helicóptero que había aterrizado en la Unidad Deportiva de este municipio, ocasionó que reporteros, fotógrafos y camarógrafos de distintos medios de comunicación provenientes de diferentes partes del estado, se pusieran alerta para esperar la llegada de las autoridades y recoger las impresiones.

 

Al arribar tres camionetas Suburban de color blanca, de una ellas, descendieron el Secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marie, y el Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz, quienes ingresaron al salón donde se sostendría la reunión de forma  privada con los padres de los cinco jóvenes desaparecidos.

 

Ahí, se supo, que el Secretario de Seguridad Pública había acudido para ofrecer una “Disculpa Pública” como parte del cumplimiento a la Recomendación Número 5VE/2017 dirigida por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), en relación a la investigación de violaciones graves a los derechos humanos, por la detención arbitraria, tortura, desaparición forzada y ejecución arbitraria, ocurridas el día 11 de enero del año 2016 en el municipio de Tierra Blanca, Veracruz.

 

“En mi carácter de Secretario de Seguridad Pública del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, ofrezco una disculpa institucional, de carácter pública, a los familiares de las victimas: Bernardo,  José, Mario Arturo, José Alfredo y Susana, medida de satisfacción que prevé la Ley General de Victimas, no obstante, que se trata de hechos ocurridos en la administración anterior, esta disculpa pública, incluye reconocimiento de los hechos, y la aceptación de responsabilidades”, afirmó.

 

Continuó diciendo que “es menester destacar, que el Gobierno del Estado de Veracruz, reprueba y condena enérgicamente lo ocurrido, por lo que manifiesta su compromiso de llevar a cabo todas y cada una de las acciones que sean necesarias, para dar cumplimiento a la recomendación mencionada, en aras de lograr la reparación integral del daño a las victimas”.

 

De igual forma, dijo, “este gobierno, se compromete, a optimizar la capacitación de los elementos policiales en materia de los derechos humanos, con la finalidad de que, durante el desempeño de sus funciones, se conduzcan con respeto a la dignidad de las personas, convencidos de que la capacitación y profesionalización, son instrumentos importantes para que, la Seguridad Pública, logre sus fines de salvaguardar la integridad y derechos de las personas, así como preservar sus libertades, el orden, y la paz pública”.

 

Al culminar el protocolo, Jaime Téllez Marie señaló que con esto, “le damos la seguridad que dentro de este gobierno, no van a suceder este tipo de hechos. La agenda que se había diseñado con la Secretaria de Gobernación, nosotros no tenemos otra intervención, estamos desde luego a las ordenes de ustedes y a disposición”, aclaró.

 

Ante esta respuesta, los hermanos José y Bernardo, de apellidos Benítez Herrera, y otros familiares de las victimas, que estuvieron acompañados por el abogado Celestino  Espinoza Rivera, lamentaron que el Subsecretario de Derechos Humanos y el Gobernador del Estado, no asistieran a dicha reunión, y sólo acudieran dos funcionarios del gabinete estatal.

 

“Si no hay disposición de parte del Gobernador y del Presidente de la República para platicar, y si ustedes sólo llegaron a eso, ni el tiempo que perdieron ustedes ni nosotros, aunque el de nosotros no vale, pero el de ustedes vale mucho. Pues ya lo dieron, ya los atendimos. Nos vemos otro día. Vámonos haciendo menos. Por eso estamos como estamos”, respondieron los familiares de forma molesta y cortante.

 

Con un semblante de preocupación y temor por no saber la forma de dirigirse y darles una respuesta con mayor precisión a los familiares, de inmediatamente, Jaime Téllez Marie y Jorge Winckler Ortiz, procedieron a retirarse del lugar sin dar declaración a los medios de comunicación, mientras que los padres de las victimas, se quedaron atender a la prensa.

 

Ahí, externaron que tanto el Secretario de Seguridad Pública y el Fiscal General del Estado sólo “se vinieron a lavar las manos, argumentando que el caso no fue en su administración, y que eso nunca más va a volver a suceder en la suya; están evadiendo responsabilidad y eso es bastante grave”.

 

Aclararon que en esta reunión que programó el propio Campa Cifrián para este 1 de septiembre y que había sido cancelada en otras ocasiones por cuestiones de la agenda del gobernador, se tratarían temas como la reparación de daños, investigaciones que aun están pendientes como lo es la cadena de mando, “porque nosotros presentamos denuncia el 9 de febrero contra Arturo Bermúdez Zurita y todos los servidores públicos  que conforman la cadena de mando, hasta llegar a Marcos Conde”, explicaron.

 

Dijeron que “esa investigación está estancada en la Fiscalía, y al preguntarle a Jorge Winckler sobre el tema, pues es la persona indicada, nos respondió que no venían a eso, que sólo venían por la recomendación que era dar la Disculpa Pública. Ahora, resulta que a la Seido no le han podido entregar copias del expediente porque no hay recursos para sacar las copias, pero sí hay 30 camionetas de Sedesol del Estado aquí haciendo campaña, y nos niegan el expediente, no se vale”.

 

Los padres de las cinco víctimas calificaron a Jaime Téllez Marie, “como a un Secretario que le quedó grande el puesto, la verdad, es una persona que no sirve para el cargo que está, y a Jorge Winckler, es un Fiscal que no habla si el Gobernador no le da la orden de hablar y de decir algo, creo que estamos peor que cuando estaba Duarte, todo funciona igual, es la misma mierda, nada más que con otras cabezas”.

 

Asimismo, indicaron que con esta respuesta de los funcionarios estatales, “ahora nosotros tememos de que haya una mala integración del expediente que fue elaborado por Luis Ángel Bravo Contreras, como Fiscal, y Marcos Conde y sus elementos, puedan salir libres, y estén en peligro nuestras vidas”.

 

Los familiares de los cinco jóvenes manifestaron que “una vez más, nos vieron la cara de pendejo, nos la volvieron hacer, y después de un año y medio, creemos que a Roberto Campa eso le encanta, hacernos la aburridora para que digamos que ya ahí quede todo en el olvido. Y por nuestra parte, si ya no nos quieren invitar a la reunión, que no nos inviten. ¡Estamos hasta la madre, yaaaaaa!”.

 

Por último, aseguraron que “cuando el gobierno quiere resolver algo, lo resuelve en el tiempo que ellos que quieran, a la hora que quieran, porque tienen el poder de hacerlo. Y eso que vinieron hacer hoy, de dar una Disculpa Pública, fue una burla, es indignante”, concluyeron.