* La madrugada de hoy fueron puestos en libertad y salieron con miedo de la PGR en Xalapa; habían llegado de visita a pasar el fin de año

 

Procedentes de la ciudad de California llegaron los integrantes de una familia a pasar el fin de año con sus seres queridos al municipio de Actopan, sin pensar que se convertirían en una pesadilla, ya que al llegar fueron sometidos, torturados y detenidos por elementos de la Fuerza Civil que incluso ingresaron a causar destrozos al domicilio de éstos en Santa Rosa, municipio de Actopan. Tras más de 48 horas de estar retenidos en Xalapa, fueron puestos en libertad anoche.

 

Golpeados y visiblemente sensibles anoche abandonaron las instalaciones de la Procuraduría General de la República (PGR) en la avenida Ruíz Cortines cuatro ciudadanos norteamericanos, uno de ellos menor de edad, y tres nacionales que el pasado 31 de diciembre fueron, aseguran, arbitrariamente detenidos por elementos de la Fuerza Civil en la localidad antes mencionada.

 

“Llegamos para pasar el fin de año con la familia, nos comenzaron a seguir bajo el argumento de que vieron sospechosa nuestra camioneta, se metieron a la casa e incluso se saltaron la barda los policías, rompieron cosas y buscaban según ellos armas”, dijo uno de los afectados.

 

Uno de los detenidos es menor de edad, originario de California, Estados Unidos, mismo que grabó y compartió en sus redes sociales el momento en que los policías amedrentaban a los presentes, apuntaban con sus armas de cargo y gritaban con palabras ofensivas.

 

Mostrando los golpes que éstos les causaron, los siente detenidos, quienes acusan les “sembraron” armas de uso exclusivo del Ejército, acusaron que fueron subidos a las patrullas y trasladados a las instalaciones de la SSP en Xalapa (Cuartel Heriberto Jara Corona), posteriormente a Pacho Viejo y por el delito que se les acusaba el caso lo atrajo la PGR, donde recibieron la atención médica correspondiente.

 

La Fiscal Federal en jefe Mirna Romero Ruíz analizó el caso y tras el debido proceso confirmó que se estaba incurriendo en irregularidades, por lo que en las siguientes horas y con las pruebas confirmadas, incluidos estudios legistas que confirmaban la compatibilidad de la sangre de los agraviados con la hallada en la casa ordenó su libertad inmediata.

 

Por su parte y tras saber del caso, el abogado de la familia confirmó que el fiscal general del estado, Jorge Winckler, intervino para que de inmediato fuera puesto en libertad el menor de edad, en tanto el resto de los detenidos fueron liberados al filo de las 03:30 horas de hoy.

 

Tras su salida, los afectados dijeron temer por su integridad y aseguran que tras ratificar su denuncia ante la autoridad competente hacen responsable a la Secretaría de Seguridad Pública de lo que pudiera ocurrirles, ya que reiteraron tener miedo de volver a casa.

 

TRAS SALIR LOS ACORRALÓ LA POLICIA ESTATAL

Cuando se marchaban de las oficinas de la PGR en avenida Ruíz Cortines, abordaron sus vehículos y apenas avanzaron unos metros cuando entre seis y siete patrullas de la Policía Estatal les cerró el paso, argumentando los uncir lados que les habían respetado un convoy sospechoso.

 

Tras varios minutos en que la familia y su defensa legal les explicaban la situación, pudieron seguir su camino a Actopan, en tanto una patrulla los escoltó presuntamente hasta la salida de Xalapa.