lunes, mayo 16, 2022
Ogrup diseño web, hosting y dominios

YA SON VEINTETRES DETENIDOS POR EL HALLAZGO DEL BEBÉ EN EL CERESO DE SAN MIGUEL,EN PUEBLA

La investigación por el hallazgo del cadáver de un bebé en el penal de San Miguel de Puebla suma 23 personas detenidas.

El gobernador Miguel Barbosa, informó la detención de 4 personas que se suman a los 19 trabajadores del penal ya detenidos.

«De parte de la autoridad hay 23 detenidos, no 19, y el relevo del secretario de Seguridad Pública y del subsecretario de Reclusorios», señaló en entrevista para Radio Fórmula.

El mandatario indicó que la Fiscalía General del Estado (FGE) se encuentra corroborando información para determinar cómo fue que el bebé, ya muerto, ingresó al penal.

«(La FGE) está a punto de saber todo», apuntó Barbosa Huerta.

Aseguró que el caso del bebé “es una cosa siniestra” derivada de la falta de controles y protocolos adecuados en las cárceles.

Reconoció así que en el penal de San Miguel no había protocolos adecuados para la seguridad y el control de ingreso y salida de personas.

Además, adelantó que habrá una “limpia” en la administración de los centros penitenciarios de la entidad a fin de aplicar un nuevo manejo de los mismos.

El Sol de Puebla, a través de una nota, da a conocer que una mujer, a quien se le pagó una fuerte cantidad de dinero, es quien ingresó con el cadáver para entregarlo a internos que lo dejaron expuesto y generar el escándalo con el fin de derrocar a los directivos del penal de San Miguel, de acuerdo a fuentes policiales que ellos consultaron.

«La fémina, a la que le pagaron una fuerte cantidad de dinero, está dentro de los 19 detenidos, junto con directivos, custodios y reos del centro de reclusión que fueron puestos a disposición.

Las fuentes confiaron que todo este macabro hecho fue ampliamente planeado por internos que deseaban tener el control de poder de la penitenciaria y provocar así la destitución de lo mandos de primera línea de este penal.

La mujer efectivamente ingresó por el área de visitas, con el bebé exhumado – trabajo pagado a otras personas – y ya dentro del Centros de Reinserción Social lo entregó a unos reos que lo dejaron en un lugar visible para armar el escándalo», escribieron.

El caso fue dado a conocer por la organización no gubernamental Reinserta: Saskia Niño de Rivera, presidenta de la asociación civil, detalló que el bebé se llama Tadeo.

El menor nació en octubre de 2021 en la Ciudad de México, pero murió el 5 de enero pasado. Sus padres lo enterraron el 6 de enero en un panteón de la alcaldía Iztapalapa.

Días después el cuerpo de Tadeo fue hallado al interior de un bote de basura en el penal de San Miguel, ubicado en la ciudad de Puebla.

Si bien conservaba todos sus órganos presentaba una herida quirúrgica de 7 centímetros.

Los padres del bebé interpusieron una denuncia ante la Fiscalía General de Justicia (FGJ) capitalina, cuyo personal realizó una inspección en el panteón donde el menor había sido enterrado.

En el sitio se efectuaron entrevistas con trabajadores.También estableció contacto con la FGE de Puebla, que ya identificó a la persona que depositó el cuerpo del bebé en un bote de basura del penal de San Miguel.

OTRAS NOTICIAS DE INTERÉS

Últimas noticias